Finanzas en pareja

Amor y dinero: 7 pasos para hablar de dinero con tu pareja

Cuando nos casamos/juntamos/vamos a vivir en pareja, entra en juego una parte muy importante que nadie habla en el noviazgo (o muy pocos lo hacen): Finanzas. ¿Cómo llevar las finanzas desde una principio para que no tengamos problemas después?

 

Ayer ví un mensaje en Facebook de una mujer:

“¿Cómo llevan las finanzas con su pareja? Yo no trabajo y mi esposo es el único que tiene tarjeta, donde la empresa le deposita. Con los ojos cerrados le dejé la administración de nuestro o su dinero a él, pero ya quiero empaparme en ese asunto porque el lleva todo los pagos y creo que no ha sabido manejarlo.”

Entre los comentarios había de mujeres que decían que no sabían cuánto pagan de luz y comentando que cuando a una amiga suya se le murió el marido, ella no sabía ni siquiera cómo pagar el agua.

Wat!. Empecemos:

 

1. Pareja pareja en finanzas

Se necesitan dos para bailar un tango. (No estoy segura de que eso sea tango).

Principalmente porque al casarte (o vivir juntos) lo que haces no es compartir un techo y listo, no, se hacen un equipo para toda la vida y los dos serán responsables de las cosas buenas y malas. Para evitarte historias como las que mencioné: “Dos cabezas piensan mejor que una”.

No existe una ‘manera correcta’ de llevar esto para todos. Cada quién se conoce y (espero) conoce a su pareja y sabe que tanta libertad se puede dar y qué tipo de arreglos funcionan para ellos.

“Pero Ale, mi pareja nunca quiere hablar de finanzas y terminamos enojados”

Eso es común y puede suceder al inicio (por experiencia te digo que mientras más lo hables, menos pasa).

¿Qué hacer?

 

1.1. Habla con tu pareja

“Duh Ale, eso ya lo he hecho muchísimas veces…”

Sé que sí, pero no sé si de la forma correcta. ¿Has hablado acerca de problemas financieros o de por qué no quiere hablar de dinero?. Son dos cosas diferentes. Y otra cosa, al final ese eso es lo que tienes que hacer… hablar.

¿Por qué no quiere hablar de dinero? ¿Qué siente que pasará cuando empiecen a administrar sus finanzas? ‘Tiene miedo de que ya no va a poder comprarse “ni un chicle” o dar explicaciones de cada peso? A veces tenemos tabúes como que vamos a vivir sin gastar un peso, que no tenemos necesidad de hacer eso o incluso no nos alcanza, pero en pareja podemos solucionar esos problemas más fácilmente por medio de un plan.

 

1.2. Situación actual

“Estamos en el hoyo y cavando”

A veces el miedo es lo que pone la motivación en nuestros corazones. Obviamente no de una buena manera. Por medio de los gastos del último mes pueden darse cuenta por qué es importante y si van en buen camino (usualmente casi nadie va por buen camino).

 

1.3. Empieza tu

“Hoy leí una idea super buena que me hizo ver con otros ojos el problema que tenemos…”

Si tú ya tuviste la idea, empieza a administrar tus finanzas e involú[email protected] en el tiempo. Puede ser por medio del último punto de este post o  pequeños logros que hayas tenido y resultados al final del mes. Algunas veces sólo tienes que “enseñar el dinero” para que el o ella se unan a tus planes.

Recuerda que tu ya has tenido una educación y pensamientos acerca de por qué deberías de hacer eso, pero tu pareja no y a veces es difícil casarse con las ideas tan rápidamente, pero al ver los resultados y la valía de hacerlos le será más fácil unirse y apoyarte hasta el final.

 

2. Background

¡Yo nunca seré como mi padre! Oh honey…

¡A sacar sus trapitos económicos al sol!

La falta de comunicación y el dinero son las principales causas de divorcio. Así es que a platicar y a contarse todo. Pueden empezar por:

  • Deudas: Que sigan pagando como pueden ser casa, auto o crédito estudiantil.
  • Buró de crédito: ¿Ha habido alguna deuda que no pagó?
  • ¿Cómo es?: Le gusta ahorrar, le gusta gastar, etc.
  • ¿Cómo son sus papás?: Así como en la comida que nos gusta, es muy posible que nuestros hábitos financieros se vean influenciados por lo que nuestros padres hacen o dicen.
  • Ahorros: ¿Tienen?
  • Objetivos: ¿Qué objetivos tienen cada uno?
  • Ingresos actuales exactos
  • Gastos específicos necesarios fuera de la pareja: Ayuda a padres o a hermanos, etc.

De esta manera sabemos a qué nos enfrentamos y aumentamos la confianza entre pareja.

 

3. Objetivos en conjunto

¿Qué hace Katy Perry aquí? Espera, ¡prometo que tengo un punto!

Antes de empezar a ver que auto te quieres comprar tienes que cumplir una tarea:

Crear un Fondo de Emergencia.

Así en mayúsculas y negritas porque es súper importante. Por que si en algún momento te llega una emergencia, como dice mi mamá “Dios no lo quiera” aunque es muy probable que suceda en algún punto, tengas como solventarla. Estas emergencias pueden ser despidos, accidentes, salud, etc.

Te dejo mi artículo para que sepas que sí es una emergencia y aquí hablo más a fondo del Fondo de Emergencias (valga la redundancia).

Por si todavía te queda la duda de por qué un objetivo, te dejo las palabras de la sabia Katy Perry:

“I stand for nothing, so I fell for everything”

Traducción directa: No me mantuve firme por nada, así que caí por todo.

Traducido a finanzas: Si no tengo objetivos, caeré por cualquier postre que se me atraviese (en mi caso).

Ahora sí, ¿qué otras cosas pueden ser mis objetivos?

  • Deudas “malas” es tu primera opción. ¿Las tienes? Las deudas malas son las que contrajiste por comprar cosas que no te darán un activo a cambio como ropa, artículos de hogar, belleza, consolas, etc. Concentra tus esfuerzos en acabar con ellas.
  • ¿En la pareja hay alguno que es derrochador y otro ahorrador? Trabajemos con el derrochador primero.
  • Revisa el que tienes o analiza contratar un: Seguro de vida, seguro de casa, Afore, etc. Revisa el pago que haces, lo que te da y otras opciones en el mercado.
  • ¿Quieres casarte o tener un hijo? ¿Cuándo?
  • Abrir un negocio, ¿cuánto necesitas?
  • Conseguir trabajo, ser freelancer.

Algo importante: No dejes tus metas a un lado, descansando, mientras tu vives la vida. Recuerda que en un principio cuando eras joven y loco hablaste esas cosas con tu pareja (porque obviamente te emocionaban) y seguro fueron una de las razones por las que se enamoró de ti y se dio cuenta de la persona que realmente eras. No te digo que lo hagas porque si no te va a dejar, si no porque tienen cosas en común y más que nada para recordarte lo que te emociona y te hace vibrar, recuerda que de lo que más se arrepienten los ancianos es de las cosas que no hicieron.

 

4. Estrategia

En los paracaídas van bajando tus mejores sueños: pequeñas tartas de frutas, galletas oreo, galletas con chispas de chocolate, makis que tienen más relleno que arroz…

Ok, ya tienes tus objetivos. Ahora, ¿cómo los lograrás? Hay muchas opciones para hacerlo, si vas iniciando te recomiendo el primero:

  • Presupuesto: Es la mejor manera para llevar tu dinero a donde quieras que se vaya (independientemente de a dónde sea). Para aprender a hacer uno, revisa mi guía. Puedes manejar diferentes cuentas para separar los objetivos o puedes usar sólo efectivo en sobres que digan para qué es.
  • Ahorrar un porcentaje: En cuanto llegue el dinero a tu cuenta, separa un porcentaje automáticamente. Se recomienda que apartes un 10% pero te recomiendo que aumentes 1% cada mes.
  • Sólo un ingreso: Si los dos trabajan, pueden vivir sólo con un sueldo y dejar el de menor cantidad para que se vaya directamente a tu objetivo.
  • Para alcanzar su objetivo más rápido encuentren maneras de generar dinero cada mes. Pueden empezar con un reto de conseguir $1,000 en un mes.
  • Apóyate por medio de apps para poder registrar sus gastos, en un excel o en una libreta.

Recuerda que puedes hacer un mix de todos o sólo tomar uno. Es TÚ decisión y de tu pareja cómo llegar a sus objetivos. ¡Disfrútenlo!

 

5. Roles y responsabilidades

Corta de raíz las deudas para tener unas sanas finanzas en pareja.
¡Vamos a matar nuestras deudas! ¡Yeiii!

Ya que establecieron qué es lo que quieren y cómo lo quieren, ahora vamos al quién. Antes que entremos recuerda que una cosa es quién sea responsable y OTRA que le dejes toda la carga al otro (o te la dejen a ti). ¡Noooo! Las finanzas son parejas en parejas. No importa si sólo uno aporta o sólo uno paga las cuentas, deben de estar al tanto de cómo se hace y qué se hace con el dinero que tienen.

Hay diferentes tipos de organización en este aspecto. Toma la que mejor vaya contigo pero también analiza los pros y contras.

Un ingreso:

Aunque sea una opción temporal o para siempre toma en cuenta que la única forma sería que la persona que trabaja se encargue de todas las cuentas.

Aquí viene una discusión que hay que tener en pareja de dos opciones:

  1. El dinero que está ganando esa persona es suyo. Mientras no falte nada en la casa, que haga lo que quiera con el dinero sobrante. Piensan que es malo “pedir permiso” para gastar el dinero que esa persona trabajó.
  2. El dinero que gana es de los dos. Es el patrimonio familiar y los dos toman decisiones sobre él.

Me gusta pensar que las personas se casan para hacer equipo y si entre ellos no pueden compartir el dinero, ¿como pueden compartir la vida? Pero bueno, eso es muy personal, pero recomiendo que sean cantidades estándares para “hacer lo que quieran con el” para los dos. Por favor, involúcrense los dos en sus finanzas. No le dejen la carga/responsabilidad de ustedes a alguien más, ustedes saben qué es lo mejor para ustedes mismos.

Hay dos caras de la moneda también:

  1. Presión de la persona responsable de traer dinero a la casa. Puede generar problemas físicos, mentales y hasta el suicidio.
  2. La persona que no gana dinero queda en una posición desfavorable porque si se separan no es fácil conseguir trabajo, ganar el juicio, no tiene ahorros, etc.

He leído MIL comentarios acerca de cómo cuando se divorcian se quedan en la calle (uno u otro) o no se separan por dinero. Asegúrate de que no suceda (o minimizar los daños) involucrándote en las finanzas.

Dos ingresos:

Según el INEGI, el promedio de las familias mexicanas tiene 2.45 personas percibiendo ingresos, por lo que estas son las maneras para manejar esos ingresos:

  • Iguales: Todas las cuentas se pagan a partes iguales, independientemente de quién gane más.
  • Según sueldo: Un porcentaje igual de ambos sueldos va a pagar las cuentas.
  • División de cuentas: Cada quien paga determinadas cuentas, por ejemplo, uno la renta y el otro los demás gastos.
  • Lo mío es nuestro: Todo va a una cuenta común y de ahí sale el dinero para pagar cuentas, ahorros, etc.

Independientemente de cuál elijas, recuerda que aquí también tienes que tomar en cuenta:

  • La personalidad de los dos: ¿Quién sería mejor para registrar gastos? ¿Hacer pagos recurrentes? ¿Hacer el análisis?
  • Cuentas: ¿Qué cuenta utilizarán para ahorros? ¿Compras? ¿Pagos recurrentes?
  • Si van a registrar sus gastos, ¿lo harán juntos o por separado?

 

6. Citas continuas

¿Quieres evitar problemas con tu pareja, vivir bien e incluso mejorar tu relación? ¡Hablen de Finanzas! La mejor guía para llevar las Finanzas en Pareja.
¡Café! Porque la primera cita durará, pero ¡los resultados durarán más!

Ten reuniones (les llamo citas porque son pareja. Muy inteligente, ¿no?) cada:

  • Diario: Si es que van a registrar juntos los gastos.
  • Semanal: Para darle un vistazo rápido a cómo van los gastos.
  • Mensual: Para revisar como les fue en el mes, en qué deben de trabajar el siguiente y crear el presupuesto del siguiente mes.
  • Trimestral: Revisar como les ha ido con sus metas activas, poner nuevas metas y hacer cambios.
  • Cada vez que quieran: Sólo para estar juntos sin los niños molestando 🙂

También recomiendo que ya vayan con los temas, números, ejemplos, objetivos, resultados y el tiempo a dedicar, porque si no, es MUY fácil salirse del tema.

Esto sólo son ideas de cómo administrarlas, como he dicho, cada pareja, cada mundo.

 

7. Educarse en pareja

¿Quieres evitar problemas con tu pareja, vivir bien e incluso mejorar tu relación? ¡Hablen de Finanzas! La mejor guía para llevar las Finanzas en Pareja.
Así sucede, pero la transformación no termina si cierras el libro.

Si te vas a llevar algo de este post (y como llegaste al final, te lo mereces), que sea esto: ¡Edúcate!

La gran transformación llega después de tu primer libro y es mucho más fácil continuar cuando estás convencida que te va a ayudar a llegar a tu objetivo (así que probablemente esta parte tendría que estar al inicio). Ahora, también es mucho más fácil continuar si tienes el soporte de tu pareja. Conviértanse en el dream team aprendiendo juntos. Aparte de que los unirá como pareja, cambiará la manera que piensan (y los unirá más porque no todos pensarán igual) y mejorará sus ambiciones/metas/objetivos tanto financieros como personales.

Cuando comenzamos, ya llevaba tiempo aprendiendo de finanzas, aplicábamos el presupuesto, pero no lo seguíamos. Así en el camino me encontré con el libro de “Padre Rico, Padre Pobre” de Robert Kiyosaki (ajá, el libro que TODOS hemos escuchado). Lo acabé e inmediatamente se lo pasé a mi pareja. También se lo acabó y supimos hacia dónde nos dirijíamos. Ahora hemos terminado más libros, continuamos aprendiendo acerca de esto y estamos más unidos que nunca. Obviamente no todo es perfecto, pero estamos en un mucho mejor lugar que cuando iniciamos.

Si no eres fan de los libros, bájate el audiolibro y escúchalo mientras vas al trabajo o cuando barres la casa. ¡Pero no pongas excusas! Hazlo por ti, por tu pareja, por tus hijos y por los objetivos que tanto te emocionan.

 

 

¿Quieres evitar problemas con tu pareja, vivir bien e incluso mejorar tu relación? ¡Hablen de Finanzas! La mejor guía para llevar las Finanzas en Pareja.

13 comentarios en “Amor y dinero: 7 pasos para hablar de dinero con tu pareja”

  1. Excelentes consejos si realmente quieres tener una vida ordenada económicamente hablando, a mí me hace falta organizarme con mis gastos,🙃 de repente pierdo mi enfoque en el dinero, por eso…. la única forma que encuentro de ahorrar extra, (porque tengo otros ahorros como tandas y cajas de ahorro que me obligan a “ahorrar”) realizo depósitos a la cuenta de mi esposo y eso me obliga a NO TOCAR ESE DINERO 😂 y así siempre tengo dinero que puedo utilizar para cualquier emergencia. P.D. También he leído varios artículos tuyos que me han servido de mucho… por eso he buscado formas para ahorrar, muchas gracias por tus consejos!!!!! 🥳

    Responder
  2. mi pareja y yo tenemos muchas diferencias en lo económico.
    cuando hay dinero todo marcha muy bien, pero si me quedo sin trabajo las cosas se ponen fea.
    yo quiero ahorrar el gasta en cosas que no son necesarias.
    se molesta cuando hablamos de finanzas.
    la verdad es que me siento culpable por mi estabilidad laboral y no poderme poner a su nivel económicamente

    Responder
    • ¡No te sientas culpable Joana! Tu pareja debe de entender la situación. Hablen mucho como indica en este post o si no les funciona busquen la ayuda necesaria en una terapia. No puedes bajar tu nivel sólo porque tu pareja se siente amenazada contigo. Saludos!

      Responder
  3. Excelente artículo, mi pareja y yo hablamos de dinero , de hecho tenemos una cuenta comuc para gastos de la casa y gastos comunes :ej una cena o ir al cone.
    Pero no hemos habñaha de planes de ahorro en común , esta es la proxpró conversación.
    Gracias.

    Responder
    • Hola Elianny! Excelente inicio con tu cuenta para gastos en común y estoy segura de que se emocionarán mucho con sus ahorros y metas! 🙂 Saludos!

      Responder
  4. El artículo es muy bueno pero hay algo que simplemente se omitió. Que sucede cuando uno de los cónyuges sufre de alguna enfermedad o alteración mental quisiera saber de qué manera se puede afrontar ese percance. Gracias soy de Perú

    Responder
    • ¡Hola Koki! Estas enfermedades son muy específicas de cada persona y sólo un médico te puede decir cómo tratar con cada paciente. Aplica lo que te diga tu médico + los consejos del post y espero que te funcione.
      Saludos!

      Responder
  5. Excelente artículo trataré de aplicarlo a mi vida diaria y proponerlo a mi pareja no será fácil lo intentaré gracias

    Responder
    • ¡Efectivamente! Al inicio no es fácil, pero cuando empiecen a ver los cambios y objetivos cumplidos, se entusiasmarán muchísimo. Ánimo y suerte 🙂

      Responder

Deja un comentario