Cómo iniciar un negocio de ropa en 4 pasos

¡Compárteme! :)

Emprender con un negocio de ropa es algo que no emociona ya a muchas personas, pero es porque no saben todas las posibilidades y oportunidades que se tienen cuando se hace de la manera correcta.

Conoce en este artículo por qué iniciar un negocio de ropa, los tipos más populares, y más.

1. ¿Por qué iniciar un negocio de ropa?

Aunque creas que hay uno en cada esquina, la industria de la ropa le ofrece una oportunidad real a todas las personas que deciden emprender en ella, bien sea que sólo se dediquen a vender ropa, o quieran hacerla desde 0.

Existen muchas prendas, muchos estilos, y muchos enfoques que se le pueden dar a este tipo de negocios que pueden ayudarte a crear un espacio único en donde tu clientela asista cada vez que se quiera consentir con algo nuevo en su guardarropa.

En el caso de que un negocio de ropa funcione se puede evaluar la probabilidad de expansión a lugares donde haya un público similar. Esto lo hace una gran opción para aquellos que quieren no sólo vender dentro de sus límites.

Si, se necesita una primera inversión. Pero a medida que vayas avanzando podrás ver cada vez más las ganancias, creciendo no sólo lo que te llevas para ti, sino también lo que le ofreces al público. Con decisiones acertadas puedes tener el próximo Dash en tus manos.

2. Tipos de negocio de ropa

No todos los emprendimientos de esta clase son iguales, y para ayudarte a tener una idea centrada de lo que quieres te ayudaremos definiendo cuáles son los tipos de negocios de ropa que puedes montar. Lee detenidamente y piensa, según tus necesidades y posibilidades, cuál es mejor en tu caso:

1. Minorista

Cuando se decide emprender con esta modalidad de empresa este es de los tipos de negocios de ropa más visto, y es que requiere un nivel de inversión menor, y se puede salir de la mercancía mucho más rápido con buenos precios y una buena promoción hacia el público correcto.

Cuando se habla de una venta de ropa minorista se está haciendo referencia a aquel negocio que vende un solo producto para el uso personal. Lo que lo califica como una venta al por menor es el hecho de que es el mismo consumidor final el que hace la compra.

2. Personalizada

La venta de ropa personalizada es una muy buena opción en especial si lo que quieres es que lo que le ofrezcas a los potenciales clientes estos no lo encuentren ni más caro ni más barato en ningún otro sitio, porque estará hecho únicamente por ti y puede que no haya dos iguales.

Para proceder con esto lo único que se debe tener es prendas base y un montón de creatividad, porque es tan sencillo como tener una camisa blanca y estamparle algún diseño hecho por ti, o colocarle un patrón de pedrería. Las opciones son infinitas, y nadie pone las reglas.

3.Revendedora

El arte de revender está en la compra de un gran número de productos a los proveedores oficiales, y luego venderlos a un precio en el cual les saques provecho. Y, aunque no lo creas, esto es más común de lo que parece, muchas personas lo hacen y ni lo notas.

Un negocio de reventa de ropa es aquel que aprovecha las ofertas de las ventas al mayor, en donde te llevas 12 camisetas por el precio de 10, por ejemplo. En este caso se venden las 12 unidades al precio que corresponde y tendrás una ganancia de 2 camisetas, recuperando el capital para volver a hacer el proceso.

4. Renta de ropa

Así como hay personas que te dirán que no les parece bien llevar ropa usada, está aquellos que saben que realmente no es necesario comprarse un traje sólo para el acto de grado, por ejemplo.

Un negocio de renta de ropa tiene todo tipo de prendas, en perfectas condiciones, y todas las tallas que te puedas imaginar, para que las personas puedan ir y alquilarlas por determinados días para sus eventos. Al momento de devolverlas estas pasan por un estricto proceso de limpieza para que estén listas para repetir el proceso.

3. ¿Cómo iniciar un negocio de ropa? Virtual o físico

Ahora que sabes los tipos es hora de hablarte acerca de cómo iniciar un negocio de ropa, y es que hoy en día existen dos modalidades que constantemente son comparadas en pro de hallar la mejor forma de emprender sin la necesidad de tener un enorme capital.

¿Por qué iniciar un negocio de ropa virtual?

Los beneficios de un negocio de ropa virtual se empiezan a mirar desde el momento que descubres que no es necesario que rentes un local, con todo el equipamiento necesario, para ofrecerle a los clientes las prendas que se deben vender sí o sí.

Con el simple hecho de ofrecerlas en las redes sociales ya se tiene la oportunidad de generar ganancias. Aunque, por supuesto, tendrás que aprender a manejarte en ellas para captar la atención del público, y empezar a hacer envíos, o entregas personales, para que el cliente tenga su mercancía.

¿Por qué iniciar un negocio de ropa físico?

En el caso de que cuentes con un espacio, o no tengas problemas para conseguir uno y equiparlo para la tarea, puedes obtener también muy buenos beneficios de un negocio de ropa físico. Si está ubicado en un buen lugar, las personas ya sabrán donde ir siempre que necesiten algo.

Esto quiere decir que tendrás un trato más personal con tus clientes, y podrás hacerlos sentir más fieles hacia ti con una buena atención al cliente. Aparte de esto, si te haces presente en redes sociales puedes llegar a vender más allá de tu localidad, teniendo esa sede como base.

4. Plan de negocios

Tener un plan de negocios es una idea que se debe considerar en cada proyecto que se tenga, ya que este no es más que un documento que ayuda a las personas a trazar objetivos empresariales, y también les permite proyectarse y evaluarse.

Puedes adaptar este documento a un negocio de ropa para que descubras no sólo qué quieres vender, sino también si lo deseas hacer de forma virtual, física, ambas y, al cabo de un tiempo, evaluar si has tomado las decisiones correctas según los objetivos que te planteaste.


¡Compárteme! :)

Deja un comentario