Ley de atracción: 5 pasos para tener todo lo que quieras

¡Compárteme! :)

¿Alguna vez has oído decir a alguien, después de tratar de obtener algo en su vida y no conseguirlo, “No era para mi”? Pues, la ley de la atracción es una teoría que dicta todo lo contrario.

Seguramente has escuchado hablar de la teoría de la atracción unas cuantas veces y más de un tiempo para acá, en especial en campos de autoayuda, coaching, emprendimiento, etc. que han comenzado a utilizar esta ley muchísimas veces, incluso haciendo que perdamos la fe en ella.

¡Ay, ya estoy harta de esa ley! Si quiero algo sólo debo de desearlo. Como si nunca hubiera deseado con todas mis fuerzas ser rica.

Bueno, pues quiero decirte que yo, Ale, la he utilizado muchísimas veces para cosas pequeñas y grandes, para materializar muchos de mis sueños, como una beca en la mejor universidad privada de mi país, el sexo de mi bebé, un trabajo hace tiempo, ahora mi emprendimiento desde casa y la casa de mis sueños, entre otras cosas.

Sin embargo, para poder aplicar la ley de la atracción con éxito en nuestros objetivos hacen falta más que unas cuantas peticiones al universo, así que vamos a lo interesante.

¿Qué tan real es la ley de la atracción?

Ya sé que al leer “la ley de la atracción” entiendes a lo que se refiere y, a pesar de que se ha desprestigiado un poco esta ley y algunos la hacen ver como si fuera magia, en realidad tiene más “ciencia” que lo que te puedes imaginar.

Y es que todos los seres humanos estamos hechos de átomos, ¿verdad? y todas las cosas materiales también: autos, ropa, comida, etc. El universo mismo también está hecho de átomos. ¿Qué son los átomos? Energía.

Todos los seres humanos, animales y cosas tenemos algo en común: Estamos hechos de energía.

Entonces, si lográramos canalizar esta energía, ¿podríamos generar cambios reales en la vida diaria?

Ahora viene la parte buena de la teoría de la atracción: Por medio de nuestros pensamientos podemos canalizar la energía, lo cual dará como resultado que se materialice lo que pensamos.

Ahora, ¿sabes qué es lo mejor? Que aplicar esta ley es fácil de aplicar y, aunque no de resultado, definitivamente tu vida será mucho mas feliz y serás más segura de ti misma.

¿Qué debo hacer para que la ley de la atracción funcione conmigo?

Para que comiences a ver los resultados de la ley de la atracción debes educar tu mente y cuerpo para que tengas garantía de que todo lo que envías en forma de energía al universo te será devuelto en la misma medida y orientación.

1. Agradece

¿Y a poco no es súper lógico? A nadie le gusta ser o estar con una persona que se la pasa quejándose por su pareja, por su trabajo o que le cuentas algo bueno que te pasó y dice “ojalá y a mi me pasará igual, yo puro mal en la vida, me pasan las peores cosas” y después hasta parece que es competencia de a quien le va peor.

Para empezar, en lugar de enfocarte en lo mal que te están saliendo algunas cosas en la vida, empieza a agradecer lo bueno que tienes en tu vida. Por ejemplo, en lugar de quejarte porque tienes que limpiar tu casa, agradece que tienes una casa a la cual llegar. En lugar de quejarte por pagar impuestos por parte de tu empresa, agradece que tienes que pagar esa cantidad de impuestos porque significa que ganas más dinero con tu empresa. En lugar de quejarte porque estás pasada de peso, agradece porque todo tu cuerpo funciona bien.

Ojo, a muchas personas no les gusta agradecer lo que tienen porque piensan que significa que son conformistas y que están cómodas con lo que tienen. El agradecer que tienes techo, comida y vestido no significa que no desees una casa mas grande, alguien que te haga de comer todos los días o ropa de marca. Lo que significa es que eres feliz con lo que tienes por el momento y que estás preparada para obtener lo que quieres. Nada bueno llega de un sentimiento negativo o de estar quejándote siempre.

2. Cambia tus pensamientos

Ser positiva puede ser una manera de explicarlo, aunque muchos creen que ser positiva significa ser terca, a pesar de que las cosas no funcionan.

Por ejemplo, quieres emprender. Después encuentras que quieres vender sandalias. Empiezas a ofrecer tus sandalias con tus amigas y conocidas. A tus amigas y conocidas no les interesan las sandalias, pero siempre te preguntan si tienes tenis.

  • Ser terca significaría aferrarte a la idea de vender sandalias a fuerzas. Incluso empezar a quejarte porque nunca podrás ser emprendedora porque nadie quiere comprar sandalias o echarle la culpa a que tus clientas no quieren pagar el precio, etc.
  • Ser positiva sería cambiar la estrategia, pero no la meta, así que si la meta es ser emprendedora, empiezas a vender tenis.

Espero poder explicarme bien con este ejemplo, pero el objetivo es que seas positiva con tus pensamientos siempre. De nada vale pensar que “tus clientes nunca tienen dinero” eso pone una excusa, en lugar de fijarte en lo positivo “a mis conocidas les gustan los tenis”.

Y este tipo de pensamiento aplica para todo. Desde levantarte en la mañana y pensar que tendrás un gran día. Si tienes que hacer algo que no te gusta piensa porque lo tienes que hacer.

Si te tienes que levantar temprano a trabajar todos los días, ¡no te cuesta nada levantarte con una sonrisa!. Todo lo que hagas con amor te será retribuido de la misma forma. Lo mismo ocurre con aquellas cosas que hagas con apatía y rencor.

3. Cuídate

Tu cuerpo es la casa que vas a tener toda tu vida. ¿Te gustaría vivir en una casa sucia, rota, con ratas y de color negro?

Si de todos modos vas a tener este cuerpo toda tu vida, ¿por qué no cuidarlo y hacerte sentir bien?

Claro que esto de cuidarlo incluye todo: físicamente haciendo ejercicio, comiendo y durmiendo bien, haciendo que luzca como te gusta con la ropa, maquillaje y peinado que tu quieras y también mentalmente, teniendo pensamientos positivos y atendiendo a las necesidades de tu mente, como aprender algo nuevo o dejarla descansar.

Esto no quiere decir que no puedes nunca más tener pensamientos negativos. Significa que debes de tener la inteligencia emocional para poder manejar tus sentimientos de la mejor manera.

4. Utiliza herramientas para sentir tu vida soñada

Para poder tener pensamientos positivos y poder sentir de la mejor manera tus sueños puedes echar mano de algunas herramientas para lograrlo, dependiendo de cómo aprendas y se te queden las ideas de la mejor manera. Definitivamente la repetición es la reina de los traumas, así que es importante tener estas herramientas donde siempre las puedas ver:

  • Vision Board: Tener un collage en el que tengas todas tus metas a corto o largo plazo con imágenes o frases. Puede estar pegado a un lado de tu cama para que sea lo primero que veas cuando te levantes o como fondo de pantalla en tu celular o en tu computadora. A mi me encanta tenerlo en mi celular.
  • Si quieres manifestar dinero, puedes hacerte un cheque que tenga tu nombre y sea por la cantidad que quieres manifestar en el tiempo en el que quieres manifestarlo.
  • Si quieres manifestar la casa de tus sueños puedes empezar creando la casa de tus sueños en un tablero de Pinterest y pensando en cómo te sentirás estando ahí
  • Si quieres manifestar ropa de marca, ve a pasearte por las tiendas en las que te gustaría poder comprar para sentirlo.

Y así con cualquier cosa que quieras manifestar, el chiste es sentirte como si ya lo tuvieras.

5. Rodéate de personas que te ayuden a cumplir tus objetivos

Ya sé que es la típica recomendación de siempre, pero es la más verdadera.

Mientras más estés con personas positivas, alegres y exitosas, más desearás ser como ellas y elevarás tus expectativas. Y esto es muy fácil de comprobar: Si tus padres estudiaron o quieren que estudies la universidad, tu estándar será estudiar la universidad. Si te juntas con amigos que saben otro idioma, tu querrás aprender otro idioma. Si tu pareja (que es la más importante) quiere emprender o tiene un gran trabajo, tu harás lo mismo.

¡Nada como los pensamientos de las personas que están a nuestro alrededor para impulsarnos!

Lo que NO debes hacer en la ley de atracción

  • La ley de la atracción no es magia. No sucede cuando tu quieras, ni como tu quieras.
  • La ley funciona permanentemente. Lo que mandas es lo que recibes, así que ten muchísimo cuidado con lo que envías, porque puede ser que nos ea exactamente lo que quieras.
  • No te enfoques en el porqué no puedes hacer las cosas, enfócate en el cómo sí lo vas a lograr.
  • No te agüites porque veas lo que quieres para ti en otras personas. No dejes que la envidia se apodere de ti, al contrario, si las personas cercanas a ti están obteniendo lo que tu quieres significa que estás rodeada de las personas correctas y, al manifestarse cerca de ti, es porque pronto te tocará a ti.
  • “Pedir” un deseo al universo no significa que no tendrás que hacer nada para conseguirlo, al contrario, al estar pensando continuamente en eso, verás como se abren puertas para que tu aproveches y consigas tu objetivo.
  • Si sientes que has intentado e intentado obtener lo que quieres y siempre fracasas, es importantísimo que, como te dije antes, cambies la manera de lograrlo pero no cambies la meta. Cuando te encuentras en la mayor oscuridad es porque justamente ya viene la luz.

¡Compárteme! :)

Deja un comentario